Viotá y su historia cafetera

Para conocer la historia cafetera de Cundinamarca hay que ir al municipio de Viotá, localizado a 86km de Bogotá. Allí se encuentra plasmada la tradición cafetera conservada en haciendas de finales del siglo XIX.

historia-cafetera

Durante su visita, podrá conocer de cerca la historia agraria, económica y social de cierto sector del país, desde la época de la conquista, además de maravillarse con los paisajes naturales, ricos en flora y fauna, mientras disfruta de una buena taza de café.

El cultivo cafetero fue impulsado, desde la mitad del siglo XIX, por los dueños de las grandes haciendas. Ellos daban en arriendo una parcela de monte a los campesinos y sus familias, bajo el compromiso de plantar y cultivar el café hasta el momento de cosecha. Así es como Viotá llegó a ser el mayor productor de café de Cundinamarca y hoy es reconocido por su profunda tradición y por ser uno de los 69 municipios del departamento que cuenta con más de 5 mil hectáreas de café excelso. Uno de los secretos para lograr tan alta calidad radica en las buenas prácticas a la hora de realizar cultivos mixtos, así como la conservación de los árboles nativos, uno de los factores que más incide en el sabor del grano.

Todo este conocimiento ha incentivado a los viotunos a organizarse. Unidos, trabajan en generar espacios para el agroturismo y la identidad cafetera a través de las haciendas, con el fin de llegar a convertirse, a mediano plazo, en uno de los principales destinos turísticos del departamento. Si usted desea hacer esta ruta, debe empezar su viaje en la tienda Barra Caffé, donde vivirá el deleite multisensorial que esta bebida puede generar. Ellos mismos lo llevarán después por aquellos lugares que han sido testigos de la lucha, el arraigo y el trabajo de los colombianos. Además, le brindarán acceso a los cultivos y las actividades de pos cosecha. Recorrerá caminos reales, disfrutará del paisaje y conocerá los vestigios de la cultura panche, grabados sobre piedras.

Deja un comentario